CULTIVAMOS SCINDAPSUS TENIENDO EN CUENTA LA SOSTENIBILIDAD

Sentinel trabaja a diario para mantener nuestra huella ecológica lo más reducida posible. Por ello, estamos tomando muchas medidas para la conservación de los recursos fósiles y para mantener el medio ambiente intacto.

 

BAJO CONSUMO DE ENERGÍA

Los paneles solares generan el 20 % de la electricidad total, manteniendo así un consumo de energía externa bajo. Para la iluminación solo usamos luces led, que consumen hasta un 80 % menos de energía. Al mismo tiempo, tiene una mayor eficiencia en la producción de luz, una vida útil más larga y más posibilidades de elaborar recursos de luz específicos. Nuestro invernadero es un invernadero cerrado, lo que posibilita soluciones inteligentes. Cuenta con las siguientes ventajas: un 22 % más de producción, entre un 80 y un 100 % menos en protección de los cultivos, entre un 40 y un 50 % menos en consumo de agua, entre un 30 y un 40 % en energía sostenible y entre un 70 y un 95 % en humedad permanente. En un invernadero cerrado no hay lugar a fugas de CO² de forma descontrolada. Una planta de combustión de gas suministra CO² a nuestras instalaciones, así como electricidad a los edificios circundantes.

AHORRAMOS EN AGUA, AHORRAMOS EN RECURSOS NATURALES

El agua es hoy en día un recurso demasiado valioso como para dejarla correr. El suministro de agua es de suma importancia para la horticultura de invernadero. Sentinel ha puesto especial atención en la emisión de flujos de agua y en la dinámica de la calidad de esta. Como el agua todavía contiene muchos nutrientes, la reciclamos. Ahorramos en recursos naturales. Los recursos que utilizamos para nuestro cultivo son respetuosos para las abejas y, aunque oficialmente no somos una empresa 100 % ecológica, el hecho de que los pájaros aniden regularmente en nuestros invernaderos es una prueba de que no nos falta mucho para llegar a ello. Los pocos residuos que genera el cultivo se separan con conocimiento a conciencia.

Nuestros certificados

Los certificados que hemos obtenido, demuestran que nos tomamos en serio nuestra responsabilidad social empresarial:

  • MPS-GAP: trata sobre la seguridad, higiene y bienestar de los empleados, el medioambiente y su gestión, la trazabilidad del producto, un material vegetal sano, el cuidado del suelo, el control integrado de cultivos, irrigación, registro de cultivos y fertilización.

 

  • MPS-SQ: trata sobre la negociación responsable, la no discriminación, unos contratos y salarios adecuados, vacaciones, atención médica y documentación.

También tenemos el certificado MPS A.