Epipremnum

El Epipremnum es una popular planta colgante y trepadora. Esta atractiva y dócil planta es muy apreciada por los amantes de las plantas debido a su fácil cuidado. Su facilidad de cuidado, junto con sus hermosas hojas verdes, amarillas o blancas y sus propiedades para purificar el aire, hacen que esta planta sea la compañera perfecta para muchos amantes de las plantas. La planta no da flores.

El nombre oficial de esta planta es Epipremnum pinnatum y pertenece a la familia de las aráceas. El Epipremnum es originario de Australia, del sudeste asiático y de varias islas del océano Pacífico. Allí, las hojas pueden crecer hasta un tamaño superior a los 90 cm. En los bosques tropicales de estas regiones, la planta crece hacia arriba a lo largo de los troncos de los árboles. No hace falta decir que se trata de una planta espectacular.

Mantenimiento

El cuidado de esta planta no supone ningún problema. Le gustan los entornos húmedos, cálidos y bien iluminados. Sin embargo, debes evitar colocar el Epipremnum cerca de un calefactor o radiador, o bajo la luz directa del sol. Ya que el aire se vuelve demasiado seco y la planta no lo apreciará. Al Epipremnum le gusta la luz, pero no le gusta la luz solar directa. Si las hojas se decoloran y se vuelven de color verde oscuro, significa que la planta no recibe suficiente luz. Si esto ocurre, coloca la planta más cerca de la ventana. Pero si en las hojas aparecen manchas amarillas o marrones, significa que la planta recibe demasiada luz solar. En este caso, colócala en un lugar sin luz solar directa, pero donde la planta tenga suficiente luz para crecer. Dale agua tibia una vez a la semana, asegúrate de que la tierra no se seca y vigila el agua para que no se quede en el fondo. Durante el invierno, la cantidad de agua que necesita esta planta se reduce a la mitad.

Conviene saber

El Epipremnum prefiere una temperatura ambiente suave, entre 18 y 24 grados. Puedes colocar esta planta en el exterior durante el verano, pero muévela inmediatamente al interior si la temperatura desciende por debajo de los 15 grados. El Epipremnum pertenece a una familia de plantas con algunos parientes ligeramente tóxicos. Esto se debe al oxalato de calcio insoluble que la planta segrega como resultado de sus propiedades de purificación del aire. Esto no supone ningún problema para el ser humano, y se compensa totalmente con las propiedades purificadoras del aire de la planta, a las que ya nos hemos referido. La planta no es sensible a las enfermedades. Sus puntos débiles son el exceso de agua, las bajas temperaturas y las corrientes de aire. La planta apenas atrae plagas, aunque no se puede descartar al 100%. En caso de que su Epipremnum sufra alguna plaga, actúa de inmediato.

Maceta, poda y cuidados

No hay reglas estrictas para podar esta planta. Puedes podar las guirnaldas de hojas que hayan crecido demasiado. Te recomendamos poner esta planta en una maceta después de comprarla. Una vez en casa, saca la planta de la maceta de cultivo y ponla en una maceta más grande con un diámetro aproximadamente un 20 % mayor que el de la maceta de cultivo. Recomendamos cambiar de maceta al Epipremnum cada primavera durante 2 o 3 años para que las raíces dañadas se recuperen.