Aureum: el Epipremnum de los prospectores

Pequeñas motas doradas que brillan intermitentemente a través del verde. Esto hace del aureum una de las variedades más singulares de la colección Sentinel. A veces, el detalle más oscuro es lo que diferencia a esta planta de las demás a simple vista. El aureum es, sin duda, una planta para auténticos prospectores.

El Epipremnum aureum es una planta con flor de la familia de las Arum. Hoy en día, a menudo se cultiva como planta de interior, ya que su follaje satinado tiene un efecto purificador del aire dentro de la habitación donde se encuentra. Este efecto purificador del aire es el resultado de la capacidad del aureum para reducir el formaldehído, el monóxido de carbono y el benceno. En la naturaleza, este fenómeno también se produce en muchos tipos de frutas y verduras, incluido el aureum.

Puedes colgar esta planta o dejarla trepar, a tu gusto, en la habitación donde la tengas. Están disponibles en muchos tamaños y crecen rápidamente.

tamaño maceta 12 y 15 cm

Orígenes

El aureum tiene su origen en Mo'orea, en la Polinesia francesa. La planta ha sido llevada a las selvas tropicales del sudeste asiático, donde actualmente se desarrolla, junto con las Islas Salomón e Indonesia. Aquí, la planta crece a lo largo de los troncos de los árboles, haciendo honor a su nombre. Y es que, si consideramos la traducción literal de la palabra griega "Epipremnum", descubrimos su significado: 'epi': 'sobre' y 'premnon': 'tocón'. Se pueden encontrar muchas referencias al aureum en Internet, donde a menudo se le llama Scindapsus aureum. Este nombre es incorrecto. Esto se debe a que el aureum pertenece a la familia Epipremnum.

El cuidado de tu aureum

Puedes poner tu aureum en tierra para macetas, pero si, como amante fanático de las plantas, quieres lo mejor para ellas, te recomendamos que utilices grano profesional. Esta tierra, formada por pequeños granos, absorbe el agua y el alimento y lo proporciona lentamente a las raíces de tus plantas. De este modo, la planta recibe humedad durante un periodo de tiempo más largo, lo que reduce las posibilidades de que se seque totalmente. No es necesario rociar el aureum, pero hacerlo tiene varias ventajas. Mojando las hojas de vez en cuando, eliminas el polvo que se acumula en ellas en la habitación. Esto permite que la planta conserve sus hermosos y frescos colores. Además, se ha demostrado que este tipo de riego ayuda a prevenir las plagas.

Leer más sobre
el Scindapsus

Leer más

Nuestra visión
sobre sostenibilidad

Leer más